sábado, 19 de marzo de 2016

Felicidades, papá




A mi padre, que me hizo quien soy. Que se disfrazó de rey Baltasar en la guardería. Que me enseñó a dividir entre números de 4 dígitos cuando sólo tocaban de 2. Que no me despertaba de madrugada para ver la fórmula 1 porque le daba pena... (lo que él ya no recordará es que aprendí a mirar la programación en el teletexto y a ponerme el despertador cuando tocaba). Que me defendió siempre y me ayudó con los deberes (hasta que las ecuaciones dejaron de tener sólo números). Que me llevó al cine a ver las Spice Girls pensando que veríamos Titanic...
A mi padre, que ahora cuida de mi hija y la quiere más que a mí. Que juega y gatea con ella aún a riesgo de no poder levantarse después. Que siempre le da la última galleta a escondidas...
A mi padre, con el que he compartido grandes lecturas, grandes carreras, grandes canciones y muchos momentos... ¡Felicidades! Hoy es tu día. Porque aunque sé que a veces ha pensado que nos ha visto crecer durmiendo, le hemos tenido siempre muy presente. Gracias, papá, por darnos lo mejor de ti.

Al padre de mi princesa, Iker, mi compañero de viaje. Que precisamente no es un buen día y lo sabemos todos bien... Felicidades, papá. Es el segundo que pasas con tu hija y espero que te haya gustado nuestro detalle. Prometemos mejorar la técnica el año que viene.

A mi padre político, que se ha ido demasiado pronto. Que recordamos tantísimo a diario, para todo. Que la primera vez que me vio me sentó a su mesa como una hija más... Aún recuerdo su primera pregunta (¿Por qué los catalanes siempre decís "merci"?). Que me dio las gracias por traer al mundo a su primera nieta (parecerá una tontería, pero nadie lo hizo). Que hizo de sus dos hijos los hombres que son ahora, transmitiéndoles sus valores, su sinceridad, serenidad, tranquilidad, su cariño y su bondad. Felicidades, papá. Te tenemos muy presente.

¡Felicidades, papás! Espero que terminéis de disfrutar de vuestro día

No hay comentarios:

Publicar un comentario